EL PROYECTO DE CONSTITUCIÓN DE LA CDMX ES UN FRANKENSTEIN

LUCHAMOS POR LA EQUIDAD SOCIAL EN MOVILIDAD EN LA CDMX
11 octubre, 2016
DENUNCIA PES A MARGARITA ZAVALA POR ACTOS ANTICIPADOS DE CAMPAÑA
13 febrero, 2017

andres_millanANDRÉS MILLÁN / PRESIDENTE ENCUENTRO SOCIAL CDMX

En días pasados en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, los diputados de Encuentro Social llevamos a Frankenstein para realizar una protesta simbólica por el proyecto de Constitución presentado por el Jefe de Gobierno, cabe señalar que se nos impidió el paso al recinto, bloqueando nuestra libertad de expresión, pero a pesar de esto, nuestro mensaje tuvo una resonancia en los medios, ¿pero por qué un Frankenstein se preguntarán?

La respuesta es simple, al igual que el monstruo, el proyecto de constitución está elaborado por retazos, cosidos de forma tan endeble que es obvio que no fue planeado de forma elaborada, sólo es una suma de buenas intenciones, ocurrencias sin ton ni son, un monstruo legal elaborado al express, así como repleto de intereses de clientelas políticas y más que un programa normativo, es un programa político.

La comparación resulta burda, pero así es como está redactado dicho proyecto, el cual viola hasta 18 disposiciones de la Constitución Política Federal, como el otorgar el derecho al voto a los 16 años, o la legalización de la marihuana, temas que no pueden ser posibles, ni siquiera legislables, ya que la Constitución de la Ciudad, no puede estar por encima de la Constitución Federal.

No somos los únicos diversos partidos se han pronunciado por los errores de redacción existentes, por las incongruencias constitucionales y la falta de visión en beneficio de la gente, todas estas críticas servirán para construir un proyecto real de constitución.

En su momento denunciamos que con este proyecto de constitución se corre el riesgo de que termine siendo un proyecto político, un acuerdo de las cúpulas y los grupos de poder en la ciudad, que beneficie sólo a sus intereses, así como Frankenstein, un monstruo que puede volverse en  contra de sus creadores, en este caso, los ciudadanos, representados por sus legisladores.

Si no se tiene cuidado, si no luchamos desde el constituyente, si no trabajamos y pulimos este proyecto, se corre el riesgo de caer en un esfuerzo inútil, en una simulación, ya que una mala redacción puede ocasionar conflictos inconstitucionales que echen por la borda estos meses de trabajo.

Nuestra protesta es legítima, en Encuentro Social no permitiremos que este Frankenstein sea aprobado, sin antes tener un verdadero proceso legislativo en beneficio de los ciudadanos, que realmente sea útil y responda a las necesidades de la ciudad, ¿con qué cara los diputados constituyentes afrontaremos a la ciudadanía, cuando resulte que todo el documento es inconstitucional? Tengan por seguro que no lo permitiremos, queremos transformar por completo a este monstruo.